estamos en el mundo
acá nada puede sucedernos
a no ser la vida
esa caja esa rueda ese mandala discordante
esas cíclicas cuaresmas donde el amor
o su otra cara
nos hace morisquetas que a veces no comprendemos
o llegamos tan tarde que ni los huesos
para roer nos quedan, luego está la otra
la puntiaguda calavera que cala de veras la palabra
el envoltorio paquidérmico de las palabras
y uno es solo un apenas o un etcétera
o un exceso de buen humano,
estamos metafísicamente en el mundo
pudimos haber sido una montaña
un abrelatas, el cigarro que cuelga
de la boca de Bob Dylan o un delfín
o una oruga
o nada,
la poca alegría deberemos tomarla por el cuello
o cómo
estamos en el mundo nada malo puede ocurrirnos
a no ser la vida esa lámpara ese dislate esa ballena/

No hay comentarios:

Publicar un comentario