cuando te amaba con miedo
te amaba con v corta
entonces te vesaba con lavios pequeños
y te pasava a vuscar con varcos diminutos
y te mirava con vinoculares para evitar 
un encuentro demasiado procaz con tus pupilas
cuando hice de mis miedos una piedra
y la arrojé al fondo de mil palabras
empecé a besarte con labios 
y pasé a buscarte con barcos 
y te miraba a los ojos para aprenderte entera
y empecé a hablar de bos con b larga/ 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario