monólogo/

yo no sé
si hice bien
en recordarte
pero
esta mañana
al abrir
los ventanales
el aire
oliendo a luna
todavía
y a estrellas
palpitantes
me trajo vivo
el perfume
de tu piel errante
y
yo no sé
preciosa mía
si hice mal
en renombrarte
pájara de mi cielo
yo que nunca
puede
olvidarte
te negué sino
tres veces
tres eternidades
vino el alba
a llevarte lejos
nuevamente lejos
de este olvido
interminable/






 

No hay comentarios:

Publicar un comentario