miré dentro de mí
había allí un aljibe profundo
una mujer se asomaba
con ojos de paloma
decía mi nombre
en una lengua extranjera
cuando quise tocarla
toqué solo el agua
mis dedos se hundieron
caí dentro de mí
a una hora postergada
toqué mis huesos
mis vísceras intactas
allí encontré a la mujer
que me nombrara
con ojos de paloma
la abracé y en su mirada
estaba yo dentro de mí/

No hay comentarios:

Publicar un comentario