Paula ...

ella recuerda siempre
al salir del supermercado
el precio hospitalario de la leche y el pan
generalmente llueve
acaso gravemente recuerde también sus años
pasados de moda
en que su belleza no se había aún mancillado
y los hombres bajaban las ventanillas de sus automóviles
para escupirle groserías
a la tarde tiene entrevista con la editorial
dicen que le publicarán un cuento breve que ha escrito
y que les resultó muy bueno
la puerta del supermercado se cierra y se abre mecánicamente
ella nunca entendió cómo demonios se logra eso
se cuelga las bolsas de los brazos
y camina lentamente como si la arrastrase el agua
hacia su casa
que está a la vuelta del Estadio de fútbol
se siente cómoda piensa
me siento cómoda con Ernesto que al fin y al cabo
es un hombre mayor
apuesto
tiene un ingreso económico que le permite disfrutar de un buen vino
aún podemos tener sexo durante unos buenos cuartos de hora
el amor también me pasó de largo
ahora busco solo compañía
para que los domingos no me tengan en jaque
porque eso es en verdad insoportable
busca en su cartera la llave de casa
estúpida! me las olvidé arriba del mostrador
debe volver a buscarlas cargando las bolsas del supermercado
piensa en comprar otras viandas de pan aprovechando la oferta
a qué hora era la entrevista? llamaré luego
apenas es de mañana y ya tengo los pies hinchados
me abrigaré la espalda al salir esta tarde
no vaya a ser que me dé un resfriado y Ernesto me encuentre
en cama volando de fiebre y con aliento a remedio// 

No hay comentarios:

Publicar un comentario